El artista y cantante redondelano, que encarna al niño protagonista de “El libro de la selva”, presenta ahora su faceta más íntima en su primer disco, “Secretos perdidos”

 

Martín Maez cambió las calles de Chapela por los parajes que transitan Mowgli y Baloo, haciendo realidad un sueño que acariciaba desde los 16 años: actuar. Ahora, doce años después y con cinco temporadas de “El libro de la selva” como carta de presentación, el actor y cantante redondelano inicia un nuevo reto: su primer trabajo discográfico, que está grabando en estos momentos y que saldrá a la luz en octubre. Se trata de un EP titulado “Secretos perdidos” que reúne cinco temas compuestos por él, en los que se presenta ante el público sin la coraza que le brindan los personajes que interpreta sobre las tablas.

“Escribo sobre lo que me sucede desde que tengo dieciséis años, por lo que al final mis canciones son como una especie de diario, en el que cuento cosas que me han sucedido a mí y a gente que conozco, en ellas me muestro tal y como soy”, comenta el actor y cantante, que en noviembre volverá a ponerse en la pie del pequeño Mowgli en una nueva temporada de esta adaptación del libro de Rudyard Kipling.

Martín asegura que se encuentra en el momento perfecto para sacar su disco de presentación como solista, ya que tiene la madurez que le dan sus 28 años y ha adquirido experiencia suficiente gracias al género musical. “Me han dado la oportunidad de grabar este disco y creo que es un buen momento personal. Si lo hubiera hecho cuando empecé no habría sabido por dónde cogerlo”, asegura.

Parra la producción de este trabajo, cuenta con la colaboración de de Rosa Martínez, directora de RMG Music, y Pablo Domínguez, fundador y guitarrista de La Quinta Estación. “He tenido total libertad para elegir los temas, y la suerte de contar con la ayuda de dos profesionales con una amplia experiencia en el mundo de la música y que han sabido entender en todo momento qué quería decir con cada canción”, explica. Los cinco temas de su EP de presentación son una selección de lo que ha escrito en estos doce años. “El disco acaba resumiendo mi trayectoria y es como una historia de amor, desde el principio hasta el final”,añade.

Este mismo año, en marzo, Martín debutó también en el microteatro con su propia obra, “Solo una noche”. “Reconozco que presentarte con tu propia obra ante el público da cierto miedo porque todo es responsabilidad tuya, no solo el personaje que interpretas, y te sientes como desnudo”, explica. Sin embargo, afirma que la experiencia fue enriquecedora. “Con el microteatro no tienes ganancias, pero meter al público, que tienes a un palmo de ti, en una historia de quince minutos es una experiencia única”, explica.

Martín compaginará este disco con el teatro, ya que además de la nueva temporada de “El libro de la selva” continuará con la gira de “Pocahontas, el musical” y en breve estrenará el mediometraje “D-mus”, una coproducción entre España y Estados Unidos.

Fuente: Faro de Vigo